Mujer menstruante (parte 2)

Ayer les conté que compré la copa menstrual y todo ese rollo. Bueno, desde entonces ya la tuve que cambiar un par de veces y lo hice sin problemas, con un dominio profesional ENVIDIABLE 💅🏻

Y efectivamente, salió un poquito más de fluido que el primer día (como era de esperarse). Aclaro, no se imaginen una cosa copeteada al borde del derrame, porque no creo que haya sido siquiera media cucharadita de fluido. Literal era bien poquito.

Me sigue sorprendiendo cómo tan poquita sangre puede ser tan escandalosa ¿Se acuerdan de aquella chica que corrió el maratón de Londres cuando estaba en sus días, pero sin ponerse nada? No tampón, no tolla, no nada…. sólo lo dejó fluir.

Aquí la nota 📝

Sí, hola!

Fíjense queeeee….

Compré la famosísima copa menstrual. Sí, lo hice. Tarde, pero segura.

No había hecho el cambio simplemente por que no y ya, no hay secreto. Siempre usé tampones y en su momento, fue lo mejor que me pudo pasar en mi vida como mujer menstruante ☝🏼. La neta es que las toallas están bien culeras, son la cosa más guácala y apestosa. Por más manzanilla que tengan sus toallas, señoritas, huelen culero y ustedes lo saben. Yes you do!

… y pues la neta los tampones tampoco son perfectos.

Entooonces… compré la copa. Me llegó ayer por correo y la compré en eBay. Antes de usarla, la herví (como dicen las instrucciones y mis amigas) dejé que se enfriara y la sequé.

Meterla no fue difícil, pero ésto no significa que fue cómodo; fue extraño, porque la copa es de silicón quirúrgico y es suave, la puedes doblar fácilmente, pero pues no resbala 😂. Entonces mi vagina fue un poquito terca y se resistía. Hasta que después de unos cuantos empujones, la metí.

Copa dentro y yo muy escéptica, pero segura de mí misma.

Recordé mi plática con mi amiga, Jazmín, en la que yo le daba consejos sobre el uso de la copa con aquella soberbia que sólo podía salir de la boca de una persona que jamás había usado ese método, o sea, yo 😌

Entonces, ya con la copa puesta, me decidí a vivir la vida y ya con la vida vivida, llegó la hora de sacarla. O sea, el pedo con esta madre es que es como un chupón, hace succión y gracias a éso se mantiene en su lugar, pero hace difícil el trabajo de retirarla.

La jale y la jale y la jale y no sé ni qué vergas hice, pero salió. Por primera vez, en años, vi mi sangre y…. se la enseñé a mi novio 😃

Hoy es día 2 con la copa y todo sereno. Estoy muy pendejamente emocionada porque el día 2 es el más pesado y quiero ver qué sale de mí, jaja.

Los mantendré al tanto.

Cosas de la vida 1

Hace muchos años tuve un blog. Se llamaba igualito que éste. Le dediqué tiempo, eh? Fácil fueron 5 años.

Hasta que un día dejé de escribir en él 🤷🏻‍♀️ ¿No les ha pasado que un día se apasionan machín por algo y de repente no saben ni cómo, ni cuándo, dejaron de sentirse así? ¿Apasionados?

Comenten 👇🏼